Abajo, tirando a la izquierda, y el Poder Único

Coincido con lo que escribe Alberto Garzón, y coincido con lo que le escucho a Pablo Iglesias. Si en lo político estoy en algún sitio, es con los de abajo, tirando a la izquierda. Porque me parece que abajo y a la izquierda es el lugar de las personas, de todas las sensibilidades políticas y sociológicas, desahuciadas por este sistema injusto y criminal.

Por ‘sistema injusto y criminal’ me refiero al conjunto de valores que nos ha impuesto el poder financiero que se ha apoderado de las democracias occidentales. Democracia que nos costó mucho conquistar aquí, y que han convertido en una franquicia que se dedica a defender unas cuentas saneadas y abandona lo que debería ser su principal objetivo: garantizar las mínimas condiciones de bienestar para la gente. La felicidad no es un parámetro que este sistema tenga en cuenta. Por eso el capitalismo neoliberal que nos ha impuesto el poder financiero es un crimen histórico, y tarde o temprano aflorará como tal.

Y de poco sirven las democracias que sólo buscan eso, un crecimiento económico falsario, porque reafirma y afianza la desigualdad entre los pocos privilegiados y los muchos desahuciados que jamás alcanzarán un mínimo bienestar con este sistema de valores que nos imponen.

Por eso coincido con las políticas que se enfrentan a este sistema. Por eso me resulta una broma volver a votar a partidos tradicionales que no se enfrentan a él, sino que lo gestionan, aunque sea con cierto sesgo social. Y las sociedades nunca progresan desde posturas que aceptan lo establecido (en este caso, no establecido, sino impuesto sin el consenso democrático) Las sociedades avanzan, y los pueblos conquistan libertades y derechos a los poderosos, únicamente derrotándolos (…ojalá sea en las urnas) Porque los que tienen el poder, y gestionan sus propios privilegios, nunca regala nada.

¡Y cómo se defiende el poder cuando se siente amenazado! Y digo esto pensando en la sombra de amenaza que está suponiendo PODEMOS para los planes del sistema, y en cómo intentan neutralizar su avance electoral utilizando a destajo los medios de manipulación masiva.

Decían en las películas que la prensa era el Cuarto Poder… pero eso debía ser antes, hoy la prensa y todos los medios de comunicación son parte del Único Poder. Es el mismo poder financiero que compra gobiernos con puertas giratorias, manipula los precios de las futuras cosechas, gestiona el hambre y la sed de regiones enteras del planeta, y cuando los ciudadanos se revelan, definen quienes son terroristas y quiénes no. Son los mismos que hunde economías de naciones hostiles, los que crean o deshacen países a conveniencia del mayor beneficio, etc., etc., etc. Y también son los dueños de televisiones, radios, periódicos y revistas de difusión masiva con los que manejan a placer la conciencia colectiva y, por supuesto, los procesos electorales apoyando las opciones amistosas, o hundiendo, en un indecente ejercicio de todo vale, las opciones políticas que resultan incómodas.

Por eso, ya digo, votaré a las opciones políticas que se opongan abiertamente a estos criminales. ¡No se sí me explico!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: