Archive for 26 febrero 2015

No se han ido, siguen aquí

26 febrero, 2015

Nunca se habían ido. Siempre han estado aquí, entre nosotros… ¡Y uno, iluso, regodeándose de las conquistas que creía tener asentadas! Dice mi Compi que soy un inocente… y tiene razón. Dice que mire a mí alrededor y le diga cuántos de mis conocidos han hecho una reflexión vital para desterrar de su cabeza el adoctrinamiento a que nos sometieron los curas de nuestra niñez. Porque los de mi generación, y también las anteriores y las posteriores, tuvimos una infancia llena de castraciones emocionales. Estuvimos asustados y convencidos de que dejar volar la imaginación era un pecado que Dios veía y castigaba. Nos incrustaron en la cabecita infantil un Divino Gran Hermano para controlar nuestra sumisión. Sí… nadie me lo ha contado, ni lo he leído en libros de historia, lo he vivido en mis carnes. La iglesia y la dictadura del general, nos hicieron dóciles y obedientes; una forma estupenda de modelar súbditos, que no ciudadanos. Y nadie nos ha pedido perdón por ese crimen. El problema es que los que nos gobiernan hoy en España son aquellos mismos engendros políticos y eclesiásticos, y siguen empeñados con nuevo ímpetu en imponer igual castración en las generaciones actuales.

No se habían ido. ¡Qué va! Siguen y son los que escriben en el BOE… Uno podría pensar que había distancia entre nuestros políticos y la jerarquía eclesiástica. Pero no. Eso no ocurre: en el BOE escriben los obispos. El martes 24 de Febrero de 2015 lo han vuelto a hacer. Ese día publicaron dos resoluciones.

A partir de ellas, en las escuelas públicas de España, los profesores de religión tienen que convencer a los alumnos que la elijan de que «…la realidad en cuanto tal es signo de Dios y habla de Su existencia». Deberán nuestros niños quedar convencidos de que son incapaces de ser felices si prescinden de Dios porque «…este rechazo de Dios tiene como consecuencia en el ser humano la imposibilidad de ser feliz». ¡La misma intransigencia, y la misma jodida castración emocional de hace cincuenta años!

Valga una perla más y lo dejamos… Nuestros alumnos de bachillerato que elijan estudiar la asignatura de religión católica deberán reconocer con asombro yesforzarse por comprender el origen divino del cosmos y distinguir que no proviene del caos o el azar…

…bueno, al fin y al cabo, la mayoría de candidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos también son creacionistas, ¿no?

Deberían enseñar esas cosas en las sinagogas, mezquitas o iglesias, pero dejar la escuela pública para cosas serias… España, siempre católica, siempre castrada por la superstición, por la incultura, y siempre perdiendo el tren del progreso. Parece que el tiempo no pasara por ella… Pobres nietos nuestros.

El mundo, y el tiempo que nos toca vivir, dan miedo por muchos motivos. Y uno de ellos es esto, la laicidad en retroceso que deja espacio a una nueva y exhaustiva presencia de las religiones en la realidad política. La religión vuelve peor a la mala gente, porque nos proporciona excusas para nuestra locura; a los inocentes nos atonta, nos adocena y nos vuelve irresolutos y huérfanos de ideas; y a los indiferentes y ateos nos tacha de amorales…

¡Qué mal invento hicimos ese día, joder!

1849 Resolución de 11 de febrero de 2015, de la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial, por la que se publica el currículo de la enseñanza de Religión Católica de la Educación Primaria y de la Educación Secundaria Obligatoria.

1850 Resolución de 13 de febrero de 2015, de la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial, por la que se publica el currículo de la enseñanza de Religión Católica de Bachillerato.

Anuncios

Abajo, tirando a la izquierda, y el Poder Único

23 febrero, 2015

Coincido con lo que escribe Alberto Garzón, y coincido con lo que le escucho a Pablo Iglesias. Si en lo político estoy en algún sitio, es con los de abajo, tirando a la izquierda. Porque me parece que abajo y a la izquierda es el lugar de las personas, de todas las sensibilidades políticas y sociológicas, desahuciadas por este sistema injusto y criminal.

Por ‘sistema injusto y criminal’ me refiero al conjunto de valores que nos ha impuesto el poder financiero que se ha apoderado de las democracias occidentales. Democracia que nos costó mucho conquistar aquí, y que han convertido en una franquicia que se dedica a defender unas cuentas saneadas y abandona lo que debería ser su principal objetivo: garantizar las mínimas condiciones de bienestar para la gente. La felicidad no es un parámetro que este sistema tenga en cuenta. Por eso el capitalismo neoliberal que nos ha impuesto el poder financiero es un crimen histórico, y tarde o temprano aflorará como tal.

Y de poco sirven las democracias que sólo buscan eso, un crecimiento económico falsario, porque reafirma y afianza la desigualdad entre los pocos privilegiados y los muchos desahuciados que jamás alcanzarán un mínimo bienestar con este sistema de valores que nos imponen.

Por eso coincido con las políticas que se enfrentan a este sistema. Por eso me resulta una broma volver a votar a partidos tradicionales que no se enfrentan a él, sino que lo gestionan, aunque sea con cierto sesgo social. Y las sociedades nunca progresan desde posturas que aceptan lo establecido (en este caso, no establecido, sino impuesto sin el consenso democrático) Las sociedades avanzan, y los pueblos conquistan libertades y derechos a los poderosos, únicamente derrotándolos (…ojalá sea en las urnas) Porque los que tienen el poder, y gestionan sus propios privilegios, nunca regala nada.

¡Y cómo se defiende el poder cuando se siente amenazado! Y digo esto pensando en la sombra de amenaza que está suponiendo PODEMOS para los planes del sistema, y en cómo intentan neutralizar su avance electoral utilizando a destajo los medios de manipulación masiva.

Decían en las películas que la prensa era el Cuarto Poder… pero eso debía ser antes, hoy la prensa y todos los medios de comunicación son parte del Único Poder. Es el mismo poder financiero que compra gobiernos con puertas giratorias, manipula los precios de las futuras cosechas, gestiona el hambre y la sed de regiones enteras del planeta, y cuando los ciudadanos se revelan, definen quienes son terroristas y quiénes no. Son los mismos que hunde economías de naciones hostiles, los que crean o deshacen países a conveniencia del mayor beneficio, etc., etc., etc. Y también son los dueños de televisiones, radios, periódicos y revistas de difusión masiva con los que manejan a placer la conciencia colectiva y, por supuesto, los procesos electorales apoyando las opciones amistosas, o hundiendo, en un indecente ejercicio de todo vale, las opciones políticas que resultan incómodas.

Por eso, ya digo, votaré a las opciones políticas que se opongan abiertamente a estos criminales. ¡No se sí me explico!

El burro ni se entera

1 febrero, 2015

Es primero de Febrero, pero ha amanecido un día de primavera. Los viejos almendros, esos que están olvidados en un manchón de terreno baldío, están en flor. No sé cómo sobreviven esos árboles. La carretera que circunvala la vieja Isla de León (la actual ciudad de San Fernando) está llena de paseantes. Es un camino muy antiguo, el límite preciso y brusco entre lo urbano y lo natural. Es el camino fósil que usaron los pobladores del neolítico y del bronce. Donde los fenicios y cartagineses dejaron sus necrópolis. Y los romanos construyeron sus villas alfareras. Hoy, por ese viejo camino, se ven familias en bicicleta, señoras y señores de cierta edad caminando a paso ligero; parejas que pasean con sus perros, cuarentones trotando, jóvenes en patines… Es una agradable sensación de sociedad feliz. Qué bueno, y qué raro al mismo tiempo…

…será que aún es gratis caminar por lugares comunes y públicos.

Hay un viejo pozo junto a la rotonda que nos lleva a la playa de Camposoto. Es el pozo de la antigua Casería de Alcudia, una de tantas que poblaban la vieja Isla de León en el XVIII. Este lugar quedó arrasado en el maremoto de 1755 y apenas quedo en pie este pozo… Hace un tiempo, un sobrino mío se extrañó y comentó que ya podían haber quitado esa cosa de ahí para dejar expedita la rotonda. No hay un cartel que explique qué es y por qué sigue ahí. Y, no sé, aunque las autoridades colocaran un panel explicativo, uno se pregunta cuánto tiempo tardarían los incívicos en emborronarlo o arrancarlo, simplemente por diversión. Con la edad, con lo vivido y con lo observado, uno se vuelve pesimista respecto a lo que somos en este sur, y sobre todo, a lo que cuesta cambiar las viejas tendencias autodestructivas… pero, a pesar del pesimismo, habría que intentarlo y colocar uno y cien paneles. Hasta que los indeseables se aburran.

Luego hay un magnífico Centro de Interpretación del Parque Natural de la Bahía… muy poco visitado. Le siguen las últimas paredes de una antigua fábrica de conservas. Es de principios del siglo XX y se nutría de la almadraba y muelle llamados de San Jerónimo. Y a la izquierda, ya en terreno militar debe estar el yacimiento del Estanquillo, donde existe una necrópolis del bronce sin señalizar y oculta, para evitar las malas tentaciones de los desaprensivos que se creen con derecho a expoliar lo que es común, riqueza y patrimonio de todos.

Hipogeo_Punico_Cerro_Martires

Subiendo hacia la ermita de San Servando y San Germán, los copatrones de San Fernando (martirizados por los romanos, como es costumbre) han colocado dos tumbas púnicas encontradas en otro lugar. Tampoco tienen un cartel que explique qué son y por qué están ahí. Y es una pena porque patronos tienen todas las ciudades, pero tumbas púnicas, no.

Desde la ermita el paisaje es magnífico. Chiclana, Medina Sidonia, y hasta el Pinar de la Breña se percibe a lo lejos… Debajo, entre los árboles se ven a familias pasando un estupendo día de campo. De nuevo se me antoja que vivimos en una sociedad naif, feliz, relajada tomando el tibio sol de febrero, una sociedad despreocupada…

…detrás de la ermita pasta un asno. Tiene una de las manos atada a una cuerda más o menos larga. Y come a placer vinagrillos y cardos borriqueros. El burrito parece feliz y despreocupado bajo el tibio sol. No creo que se percate de la cuerda que lo esclaviza…